Los ‘chanchitos de tierra’ y el aporte a la fruta

Estabilizan las condiciones de crecimiento de los frutales y protegen las aguas subterráneas para las raíces profundas. Una cualidad única y exclusiva de los chanchito de tierra es su capacidad para eliminar de forma segura los metales pesados ​​del suelo. Por esta razón, son una herramienta importante para limpiar el suelo de contaminantes como plomo, cadmio y arsénico. Los digieren y cristalizan en sus entrañas.

Se caracterizan por su capacidad de enrollarse en una pelota cuando se sienten amenazados. Los conocemos como «chanchitos de tierra» (porcellio scaber) es un crustáceo isópodo terrestre de siete pares de patas, con una singularidades especiales; actúan como canguros llevando sus huevos consigo en una bolsa especial llamada marsupio. Aún más extraño, no orinan. En cambio, intercambian gases a través de estructuras parecidas a bronquios. A menudo viven hasta tres años.

Los oniscídeos, conocidos popularmente como ​ chanchitos de tierra, cochinillas de humedad, marranitos, bichos bola, bichos de humedad, fiorellas, entre muchos otros en el mundo, ​ son un suborden de crustáceos isópodos terrestres con unas 3000 especies descritas.

Éstos cumplen un papel importante en el ciclo de vida de las plantas. Devuelven la materia orgánica al suelo para que pueda ser digerida aún más por hongos, protozoos y bacterias. Este proceso produce un suministro natural de nitratos, fosfatos y otros nutrientes vitales que las plantas necesitan para prosperar ahora y en las futuras estaciones de crecimiento.

Una cualidad única que poseen estos crustáceos es su capacidad para eliminar de forma segura los metales pesados ​​del suelo. Por esta razón, son una herramienta importante para limpiar el suelo contaminado con contaminantes como plomo, cadmio y arsénico. Toman metales pesados ​​como plomo y cadmio y cristalizan estos iones en sus entrañas. Las toxinas de metales pesados ​​se convierten en depósitos esféricos en el intestino medio. Con esta propiedad especial de limpieza, los insectos sobreviven donde la mayoría de las criaturas no pueden, en los sitios más contaminados.

La magia de los insectos ayuda a restablecer un suelo saludable y evita que los iones metálicos tóxicos se filtren en el agua subterránea. Esto significa que los chinches también protegen el agua de pozo de la contaminación mientras estabilizan los suelos.

Fuente: https://elhorticultor.org/cochinillas-de-la-humedad-eliminan-metales-del-suelo/?amp

close

Suscribir a Newsletter de
Central de Noticias

publicidad

spot_img
spot_img

tendencia

“Manéjate como quieras”, el nuevo marketing de Jumbo

La agencia Ogilvy & Mother creó el comercial “Manéjate como quieras” basado en una observación con la que todos nos identificamos cuando vamos al...

Lightyear 0, el primer auto sostenible solo con energía solar

Con cuatro (4) motores en las ruedas y utilizando materiales de carbono, aluminio y fibra de carbono residual recuperados para el chasis, y cuero...

La pauta de Iván Marambio, previo a asumir en Asoex

El abogado Iván Marambio Castaño, asumirá la presidencia de Asoex a contar del mes de septiembre de este año; un liderazgo que marcará una...

Emprendimientos chilenos: 59% son familiares y 58% liderados por mujeres 

Los resultados de una encuesta realizada por SumUp Chile -fintech europea de medios de pago-, aseguran que el 59% de los emprendimientos en el...