Un aumento de la inflación es una cuestión de sentido común: yo creo que no hay nada más inhumano en la economía”, asegura el presidente del Banco Central de Chile, Mario Marcel.

En el marco del denominado recalentamiento económico, el Banco Central determinó un importante alza en la tasa de interés. Lo que más allá de controlar el fenómeno inflacionario, dilucida los criterios homogéneos y ensimismados del organismo en relación a la realidad de la población más vulnerable del país. 

El objetivo es aumentar el valor del dinero a modo de moderar el gasto e inversión de los consumidores y las empresas, respectivamente.

“Tenemos una devaluación del peso del orden de 10% desde el IPoM anterior” asegura Marcel. Pero, ¿qué es el IPoM? Es el Informe de Política Monetaria (IPoM), el Banco comunica al público general su visión sobre la evolución reciente de la economía, sus proyecciones para los próximos años y la forma en que, en ese contexto, manejará la política monetaria para cumplir con la meta de inflación.

La política del Central, enmarcada en la votación que realizó la Comisión de Constitución del Senado sobre el cuarto retiro de los fondos de pensiones, ha provocado bastantes reacciones en el ámbito público en la medida que los efectos inflacionarios ya traen consecuencias importantes para quienes tienen menos recursos, mientras que los aumentos en las tasas de interés también golpean duro a la población más vulnerable. Por este motivo se considera como un impuesto de orden regresivo.

Esto ha puesto sobre la mesa una problematización del rol y objetivos que persigue el organismo y por cierto, cuestionamientos sobre su efectiva autonomía en relación a los criterios de las autoridades de gobierno. Aplicar medidas que controlen la inflación ponderando la macro y microeconomía es potestad de cualquier Banco Central, no obstante, lo que en Chile se objeta es la arbitrariedad con la que el centro emisor posiciona ciertos temas por sobre otros, en desmedro del bolsillo de la ciudadanía.

Al respecto el economista de la Fundación Sol, Marco Kremerman, consideró entendible que el Banco Central se preocupe de la inflación y dé las alertas correspondientes -con ciertos grados de mesura en cuanto a que la economía no entrará en un caos, mencionó- sin embargo, agrega que llama la atención que el organismo omita otros factores sumamente incidentes en la macroeconomía del país.

Por su parte, Marcel asegura que “el mandato del Banco Central es mantener la inflación baja y estable, y a las 7 familias más ricas del país no les afecta la inflación”, recalcó en entrevista. “La gente que tiene más recursos tiene muchos mecanismos para protegerse de la inflación: inversiones en el exterior, propiedades, entre otros. A quienes les afecta la inflación es a los más pobres”.

“Se ha hablado en estos días de economía a escala humana, pues bien, yo creo que no hay nada más inhumano en economía que la inflación -lamentó- La inflación es una fuerza invisible que erosiona día a día los ingresos que las personas generan con mucho esfuerzo“.

“Más que sobrecalentamiento (de la economía), vemos una dinámica del consumo que no es sostenible a futuro,sin que ejerza una presión importante sobre la inflación”, reconoce Marcel, sosteniendo que “un aumento de la inflación es una cuestión de sentido común: si uno tiene una economía que ya cerró su brecha de actividad con un crecimiento en torno a 11%, donde el consumo privado crece 18% como será este año, y la moneda se devalúa por causas idiosincráticas, tienen que aumentar las presiones inflacionarias. No caben dos interpretaciones”.

Fuentes. https://radio.uchile.cl/2021/09/05/a-quien-le-tributa-el-banco-central-los-sesgos-y-dependencias-que-enajenan-al-instituto-emisor-de-las-economias-familiares/// https://cooperativa.cl/noticias/economia/banco-central/mario-marcel-las-7-familias-mas-ricas-del-pais-no-sienten-el-impacto/2021-09-05/114330.html

publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here